Home » » ¿Como olvidar a alguien? estando enamorado...

¿Como olvidar a alguien? estando enamorado...

Publicado por GEA Project el miércoles, 24 de diciembre de 2014 | 11:20

Estar enamorado es una verdadera maravilla, ¿verdad? Principalmente si el sentimiento es correspondido, pues así todo acaba bien y termina con alguna canción de Enanitos Verdes, como aquellas películas que veíamos en la adolescencia.

Todo perfecto hasta el momento en que la película se llama “La (el) que ya no quiere estar contigo”. Después de una ruptura o de una desilusión amorosa antes que cualquier cosa, todo mundo parece tener una receta infalible: es necesario olvidar.

¿Sabes que hacer en estos casos? ¿Sabes olvidar? ¿Será que hay una forma de sufrir un poco menos? La buena noticia: la hay. Por lo tanto, si estás mal, sufriendo con tu corazoncito hecho pedazos, primero que nada, sonríe. Tu abuela tenía razón: todo en la vida tiene una solución. El sitio io9 escuchó la opinión de algunas personas con la moral y conocimiento suficiente como para hablar de algunos casos de amores fracasados o no correspondidos. Dale un vistazo a estas recomendaciones hechas por aquellos que entienden del tema.


La magia del olvido.
Generalmente decidimos sacar a alguien de nuestro corazón – o de nuestra cabeza – cuando los sentimientos no son correspondidos, o cuando la persona, aunque esté a nuestro lado, no ofrece un buen trato. Resulta lógico que existan muchos otros motivos, pero estos dos son los más frecuentes. En estos casos, puedes cuestionarte si es posible tener algún tipo de control sobre el sentimiento que se deseas suprimir.

Resulta como en la película “Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos” (Eternal Sunshine of the Spotless Mind), en la que los personajes pasan por un proceso muy loco de simplemente eliminar todo lo relacionado con la otra persona, como si nuestro cerebro tuviera un botón mágico que, una vez presionado, apaga todo y termina con el sufrimiento. Si ya viste la película, es muy posible que te hayan dado ganas de hacer lo mismo.


Un vicio.
Una investigación reciente en neurología reveló que todos tenemos autonomía para elegir olvidar un amor. Una de las responsables de la investigación, la antropóloga Helen Fisher, explicó que su equipo analizó el comportamiento cerebral de una persona súper enamorada.


Descubrieron que el amor intenso activa un área del cerebro conocida como núcleo accumbens, asociada con la recompensa y, consecuentemente, con el placer y hasta con el vicio. Para ejemplificar, esta misma región del cerebro es la que se activa cuando un alcohólico sabe que está a punto de beber.

Tomando en cuenta este factor adictivo, Fisher recomienda que, si deseas olvidar a una persona, debes tratar como un paciente que quiere dejar un vicio y deshacerte de todo lo que pueda recordarte al(a) ex, además, obviamente, evita mantenerte al tanto y vigilar cada paso que dé en Facebook. Es la misma lógica del alcoólatra que, si quiere dejar de beber, debe tirar la botella de alcohol.


Controlando los pensamientos.
Sin duda, esta es una de las cosas más difíciles de lograr, pero no es imposible. Quien se manifestó respecto a esto fue el psicólogo de la Universidad de Oklahoma, en los Estados Unidos, Robert Sternberg. Según el especialista, si no puedes dejar de pensar en la persona, debes tratar de recordar sus peores defectos.

También es necesario tomar en consideración que una relación solo tiene éxito si las dos partes están debidamente conectadas y si así lo desean. Si una persona con la que estabas ya no quiere estar a tu lado, es su derecho y debes respetarlo, y probablemente es lo mejor que puede hacer, ya que no sería justo que solo tú tuvieras intención en la relación.

Puedes encontrar otra persona, ¿ya pensaste en eso? Hay mucha gente por ahí y quizá aquella que estaba a tu lado antes no sea lo mejor para ti. Sin embargo, es necesario mantenerse siempre atento de no terminar eligiendo a alguien para que ocupe el puesto de quien ya no está contigo. También puede ser que esta persona sea pasajera y es vital que aprendas a reconocerlo.

Y siempre procura mantenerte ocupado, ya sea estudiando, trabajando, asistiendo a la universidad o haciendo cualquier cosa que no permita que tu cerebro se quede removiendo los recuerdos. Eso ayuda bastante. Siempre intenta algo nuevo, aleatorio y creativo. Nada que quedarte publicando indirectas inútiles en las redes sociales, eso es muy feo.


Prevenir ante todo.
El psiquiatra de la Universidad de San Francisco, Thomas Lewis, afirma que el amor, de la misma forma que el alcohol, forma parte de un proceso que implica la intoxicación, un factor que se confirmó en investigaciones de neuroimagen. Dichos estudios observaron que, cuando una persona está enamorada, algunas zonas del cerebro son suprimidas: las responsables por los juicios críticos y por emociones negativas. Aquella historia de que “el amor es ciego” quizá tenga mucho sentido.

Lewis cree que en un futuro tendremos “neuroinhibidores” a nuestra disposición, en forma de comprimidos, con la finalidad de impedir que nos enamoremos o interrumpamos un amor en proceso. Según él, es posible pensar en ello, ya que actualmente existen sustancias en fase de prueba para inhibir el deseo por el alcohol. ¿Será un fármaco funcional?

La buena noticia para quien desea olvidar un amor es que todos los especialistas consultados por io9 afirman que difícilmente los pacientes los cuestionan sobre cómo logar esto. Por el contrario, parece que mucha gente está más ansiosa por saber cómo mantener el amor más tiempo. Y aquí hay otra buena noticia para ti, si acabas de volver a la zona de soltería: el amor dura poco. Así que, en breve, es muy posible que encuentres bastante absurdo haber sufrido tanto a causa de esa persona. El truco es esperar un poco y luego estarás libre de sufrimiento. No hay frase más sabia que aquella que dice que “el tiempo todo lo cura”.




Compartir



Acerca de GEA Project

Loco aventurero, amante de la tecnología y la música romántica, programador, diseñador y compositor en ratos libres, creador del concepto GEA Project: Tecnología libre, en cada rincón... Porque todos deberían vivir para amar



0 comentarios :