Home » » ¿Que sucede con las balas perdidas?

¿Que sucede con las balas perdidas?

Publicado por GEA Project el miércoles, 4 de febrero de 2015 | 13:48

Posiblemente alguna vez te preguntaste qué sucedía con las balas cuando se hacen disparos al aire. Es hora de descubrir a dónde van a parar.

Hacer disparos al aire es una práctica y tradición bastante común. En ocasiones, la acción sirve como una alerta, ya sea para hacer una advertencia o para comunicar que se está celebrando algo. ¿Pero, qué sucede con las balas después que son disparadas al aire?

En muchas casos, una tragedia. Y esto porqué cuando una bala es detonada hacia el aire, irremediablemente retorna al suelo y puede alcanzar a una persona. Estas “balas pérdidas” representan un riesgo enorme.

Estudios que datan de 1962 señalan que una bala en caída libre alcanza velocidades de entre 220 y 330 km/h (dependiendo de diversos factores como al calibre, el ángulo de caída y la interferencia del viento). Sin embargo, estas velocidades son más que suficiente para penetrar el cráneo de una persona o cualquier otra parte del cuerpo humano, provocando heridas de gravedad e incluso la muerte.

Según la BBC, un disparo de calibre .30 puede alcanzar los 327 km/h a medida que desciende. Entre los países de América Latina, México figura entre los primeros sitios de muertes por balas pérdidas, junto a Brasil y Colombia. Según un informe publicado por el Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UNLIREC) el año pasado, se documentaron un total de 550 casos de violencia por balas pérdidas entre el 2009 y 2013 – resultando en un total de 617 víctimas – reportados en los medios de comunicación en 27 países de la región. Lo más grave es que el 45% de las víctimas son menores de edad. Pero no es un problema exclusivo de Latinoamérica.

En el periodo comprendido entre 1958 y 1992, un hospital en la ciudad de Los Angeles, en los Estados Unidos, ingreso a 118 pacientes víctimas de estas balas disparadas al aire, 38 de los cuales terminaron muertos.

En Puerto Rico, donde es común celebrar disparando al aire, aproximadamente dos personas terminan muertas y 25 heridas cada noche de Año Nuevo. En Kuwuait, 20 personas han muerto por balas pérdidas después de la Guerra del Golfo en 1991.

Uno de los casos más mediáticos en México fue el del niño Hendrik, de 10 años de edad, que murió al interior de un Cinepolis en el Distrito Federal cuando fue alcanzado por una bala pérdida. Sin embargo, no es un caso único, en las zonas rurales del país es común que se festeje eventos de fin de año como la Navidad y el Año Nuevo detonando armas de fuego al aire. Pero la mayoría de los casos de víctimas mortales por balas pérdidas generalmente tienen lugar en zonas con una alta densidad de población, donde se hace más probable que una de éstas balas termine por impactar a una persona.

La práctica de hacer disparos al aire puede ser algo común para muchas personas y posiblemente crean que después de ser lanzadas hacia arriba, las balas retornan totalmente inofensivas, pero lo cierto es que no sucede así. Las balas retornan con una velocidad mortal. La solución más viable, además de crear conciencia para hacer frente al aspecto cultural de este comportamiento, es aplicar penas legislativas severas.

Tecnología libre, en cada rincón...




Compartir



Acerca de GEA Project

Loco aventurero, amante de la tecnología y la música romántica, programador, diseñador y compositor en ratos libres, creador del concepto GEA Project: Tecnología libre, en cada rincón... Porque todos deberían vivir para amar



0 comentarios :