Home » » ¿Por qué lavar la ropa nueva?

¿Por qué lavar la ropa nueva?

Publicado por GEA Project el sábado, 13 de junio de 2015 | 13:28

Resulta muy probable que alguna vez hayas escuchado (de tu madre o abuela) que es necesario lavar toda ropa nueva antes de utilizarla por primera vez. Pese a esto, a veces por falta de tiempo o por las ganas de experimentar algo nuevo, nos la ponemos apenas la sacamos de la bolsa. Y rara vez nos detenemos a preguntar cuán importante es hacer que la ropa pase por la lavadora antes de vestirla.


Según un profesor de dermatología de la Universidad de Columbia, la respuesta más franca es que lavar la ropa es esencial para toda aquella persona que no quiera correr el riesgo de presentar manchas rojas y urticaria. Debido a las leyes que varían de una nación a otra, el nivel aceptado de sustancias químicas en cada textil termina cambiando según el origen y el tipo de material empleado, lo que pude resultar en vestimentas que contienen elementos capaces de irritar la piel.

Según Donald Belsito, del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York, en muchos de los casos lo más seguro es lavar la ropa más de una vez antes de usarla. Muchos tejidos sintéticos adquieren sus colores con tintas a base de anilina, que puede provocar una reacción severa en la piel en caso de que la persona sea alérgica – o hasta una incomodidad mínima en las personas sin este problema.

Según el especialista, muchas veces los residuos de tinta solo son removidos tras varias lavadas, lo que facilita el surgimiento de manchas rojas y comezón durante las primeras puestas; “especialmente en las zonas donde hay fricción o sudor, como la cintura, el cuello, los muslos y las axilas”. En caso de que estés entre las personas portadoras de alergias más serias, quizá sea una buena idea evitar por completo el material, ya que puede permanecer incluso después de varias pasadas por la lavadora.



Más riesgos.



Otra sustancia que puede provocar irritación es la resina de formaldehído, utilizada para prevenir la deformación en la tela, que puede causar dos tipos de eczema con manchas rojas, urticaria y piel escamosa. Además, también es importante señalar que resulta imposible saber quién se probó esa ropa mientras estuvo en la tienda y si esos posibles compradores padecían algún tipo de enfermedad o parasito transmisible.

“He visto casos de piojos que posiblemente pasaron de una persona a otra mediante ropas probadas en tiendas. Y existen determinadas enfermedades infecciosas que pueden transmitirse a través de la ropa”, afirma Belsito. Según el especialista, lo mejor que podemos hacer en cuestión de higiene es lavar las piezas nuevas al menos una vez con un doble enjuague antes de usarlas, independientemente del tipo de tejido.

Y ya mejor ni hablar de la “ropa de segunda o americana”, verdaderos caldos de cultivo para todo tipo de seres microscópicos




Compartir



Acerca de GEA Project

Loco aventurero, amante de la tecnología y la música romántica, programador, diseñador y compositor en ratos libres, creador del concepto GEA Project: Tecnología libre, en cada rincón... Porque todos deberían vivir para amar



0 comentarios :