Home » » ¿Encontramos una civilización extraterrestre avanzada?

¿Encontramos una civilización extraterrestre avanzada?

Publicado por GEA Project el domingo, 8 de noviembre de 2015 | 22:12


Hay algo extraño en el cielo de la Vía Láctea. El Instituto SETI de la Universidad de Berkley en colaboración con un grupo de astrónomos anunciaron que pretenden dirigir radiotelescopios a una estrella en la cual, se sospecha, podría existir una civilización súper avanzada.

La estrella ha recibido el indigestible nombre de KIC 8462852 y ha sido objeto de observación del telescopio espacial Kepler desde el 2009, cuando la divisó mientras buscaba planetas. Un grupo de colaboradores en Internet – el Kepler arroja tanta información que los científicos requieren de una mano – descubrió algo muy raro en este lugar.

Cazar planetas no es como podría sugerir la ciencia ficción. Dado que la tecnología aún no nos permite observarlos de forma directa, esto se hace analizando pequeñas oscilaciones en la luz que emiten las estrellas, hecho que tiene lugar cuando un planeta pasa entre ellas y nosotros. Los colaboradores reportaron dos pequeñas oscilaciones en 2009, seguidas por una grande en el 2011 que se extendió durante casi una semana, y después una serie que disminuyó la luz de la estrella de forma significativa en 2013.

Pero los planetas no funcionan de esta forma. Generalmente estos alteran la luz durante lapsos que duran unas cuantas horas. Y estas oscilaciones son repetibles, con características similares – después de todo se encuentran en órbita, yendo y viniendo todo el tiempo. ¿Qué podría ser entonces?



Explicaciones mundanas.

Hay que tener muy en cuenta la palabra “sospechan” del título. La astrónoma Tabetha Boyajian, de la Universidad de Yale, publicó hace unos días un artículo en el que ofrecía una serie de explicaciones mundanas para este fenómeno. La más plausible, desde su punto de vista, es que un grupo de cometas haya pasado por la estrella sufriendo una desintegración por la gravedad de la misma, lo que condujo a los diversos episodios observados en el 2013.

Pero tenemos una teoría un tanto más divertida: en los años 60, el matemático Freeman Dyson escribió que una civilización extraterrestre lo suficientemente avanzada requeriría de tanta energía que desarrollaría tecnología para rodear una estrella con colectores solares. Esta estructura hipotética pasó a ser conocida como Esfera de Dyson.


Y esta parte es la que les quita el sueño a los astrónomos. “Los alienígenas siempre deberían ser la última hipótesis a tener en cuenta, pero esto es algo que se esperaría fuera construido por una civilización extraterrestre”, dice Jason Wright, de la Penn State University, que está liderando el proyecto para hacer una observación más cercana de la estrella. De la misma forma que Boyajian – la mujer no arriesgó su reputación profesional haciendo mención de esta posibilidad en su estudio, pero se incluye en el tema de buscar alienígenas – su propuesta es apuntar el Green Bank Telescope – el radiotelescopio más grande del mundo – en dirección a esta estrella. Si los resultados muestran algo prometedor, entonces procederían a emplear el Very Large Array, un complejo de 27 radiotelescopios. Si el proyecto sigue adelante, estas observaciones deberían iniciar en enero próximo.



La relatividad, tenía que ser la relatividad.

Es verdad, la propuesta parece (con su permiso) algo de otro mundo. La KIC 8462852 se sitúa a unos 1480 años luz de distancia. Esto quiere decir, según la Teoría de la Relatividad, que a la luz (y a las ondas de radio) le toma unos 1480 años llegar hasta aquí. Entonces, realmente estamos viendo cómo eran las cosas allá hace unos 1480 años. Si realmente son extraterrestres, estamos observando su pasado distante. Nada garantiza que no hayan sido aniquilados en una increíble guerra galáctica, por unas epidemia, invasión, asimilación de una I.A, etc. desde entonces.


Por su parte, si ellos nos vieran justo ahora atestiguarían nuestra baja Edad Media, poco después de la caída del Imperio Romano. No detectarían rastro alguno de señales de radio. Pero, incluso si lograran detectarnos, no quiere decir que sería factible volar hasta aquí, pues el viaje les tomaría – otra vez, según la relatividad – unos 1480 años, dejando de lado los agujeros de gusano y otros inconvenientes altamente especulativos del espacio. Para cuando llegaran a la Tierra, si es que todavía seguimos existiendo, nuestros descendientes estarían cursando el final del año 3494. Así que no estamos como para relacionar esto con Roswell.




Compartir



Acerca de GEA Project

Loco aventurero, amante de la tecnología y la música romántica, programador, diseñador y compositor en ratos libres, creador del concepto GEA Project: Tecnología libre, en cada rincón... Porque todos deberían vivir para amar



0 comentarios :